Origen y uso de las Alacenas

Una alacena es un mueble que puede tener puertas, estantes y anaqueles destinado a guardar la vajilla, cubertería, enseres destinados a poner la mesa, piezas, adornos, condimentos, alimentos y otros usos.

Este mueble mayoritariamente de madera  consta tradicionalmente de dos partes: la inferior, con cajones y puertas; y la superior, con repisas, tapa y alzada.

La alacena tiene su origen en los hogares acomodados, y pasó de albergar las piezas de valor y adornos que las familias más pudientes querían que los demás admirasen, a esconderse en la cocina de las casas humildes, con un uso mucho más práctico y funcional.

Su origen
La historia de la alacena comienza en las familias adineradas, ya que en ella se mostraban la plata y la vajilla más lucida de los dueños de la casa. Por ese motivo se ubicaba en el comedor e, incluso, en el salón, para que comensales y visitas admirasen estas piezas, auténticas joyas, de las que los dueños se mostraban orgullosos.

De tan noble uso pasó a la cocina de la mayoría de los hogares del campo o más humildes, donde se destinó a albergar vasos y platos más comunes, los escasos útiles domésticos y también algunos alimentos.

Las alacenas que se utilizaban como despensa tenían las puertas con reja o malla de diversos materiales, para permitir su ventilación.

También era frecuente aprovechar una esquina para empotrar una alacena.

Diferentes estilos

Las alacenas se encontraban en la mayoría de las casas de pueblo o de campo especialmente en la zona central y sur de Chile. En cada zona adoptaban diferentes formas y estilos según las influencias que recibían de su entorno o de otras culturas.

También eran frecuentes las puertas opacas, lisas o decoradas, sobre todo entre los siglos XVI y XIX. Poco a poco la alacena se fue embelleciendo con tallas y remates superiores. Existen infinidad de muebles mixtos, que combinan alacena con plateros, licoreros, estantes abiertos, cajones, puertas, colgadores de cristalería, especieros, etc., que los carpinteros locales realizaban bajo petición para cubrir las necesidades de sus clientes.

LOS  USOS ACTUALES

En la cocina
Ante todo la alacena es un mueble muy práctico que puede utilizarse para guardar de todo, desde la vajilla y la cristalería hasta servir como despensa de conservas o licorero, por ejemplo. Si se tiene un espacio reducido siempre se podrá optar por un modelo de esquina, o utilizar un rincón para empotrarla. Si está proyectando su casa, piense en hacer un nicho, donde empotrar una o añadirle al espacio puertas y estantes a gusto.

En el comedor
Al igual que antaño, es el soporte perfecto para la vajilla y cristalería, haciendo las veces de aparador. Es usual colocarla detrás de la mesa del comedor, o en la cabecera situada contra la pared principal de la habitación.

En el salón
Se puede utilizar como improvisada librería, creando un rincón de lectura apoyado por un sillón.

E incluso en el baño
Si tiene suficiente espacio, y una alacena estrecha, y no demasiado alta, se puede utilizar como mueble auxiliar para guardar toallas y ropa de cama.

Dónde la encuentras

En los anticuarios, claro está, encontrarás auténticas joyas. Y si lo que busca es un mueble nuevo, resistente, de calidad, moderno, pero con la apariencia de los modelos más añejos visite nuestro sitio web http://www.mueblesdechile.cl

Susana Torey / Francisca Solar

http://www.mueblesdechile.cl

About Susana Torey Holota

Diseño, Calidad y Tradición son las características de nuestros muebles. Diseñados siguiendo las mejores tradiciones del estilo colonial chileno, con toques de modernidad. Construidos en madera de Roble de Demolición de primera calidad y totalmente secas. Nuestros artesanos fabrican a mano cada uno de los muebles que diseñamos, o el diseño que Ud. nos solicite, con la calidad que sólo la tradición ha logrado conservar. Así cada uno de nuestros muebles es exclusivo y garantizamos la durabilidad de ellos por generaciones.
This entry was posted in Artículos. Bookmark the permalink.