La mesa de Navidad

¿Te ha tocado este año organizar alguna de las comidas y cenas navideñas en tu casa? Sea por obligación o por devoción, estas fiestas son el momento ideal para reunir a todos tus seres queridos alrededor de la mesa perfecta. Por esa razón, hemos hecho una selección de los mejores comedores familiares de madera.

 

Te gustaría dar un aire diferente a tu comedor pero con  estilo y calidad? La madera es un básico para crear un ambiente sofisticado y chic. Apuesta por muebles de calidad con un diseño clásico renovado y elige sillas con tapizado en lino de color crudo para crear un poco de contraste.

Y seguro la familia es grande, así que no descuides el tamaño adecuado. Una mesa de navidad nunca puede ser una mesa recargada, puesto que los adornos no deben convertirse en un obstáculo para los invitados, aislándolos con elementos decorativos de grandes dimensiones. Lo mejor tanto para repartir el espacio de los adornos y la comida, como para repartir a los comensales en sus sitios, es utilizar una mesa rectangular. En cuanto a la mantelería, cada vez más se aboga por recurrir a manteles individuales de colores neutros y asi la madera de la mesa lucirá y creará un contraste cálido y familiar.

Tal vez llegó el momento de renovar tu mesa de comedor y en MueblesDeChile tenemos una gran variedad, y si no la encuentras la fabricamos para tí. Revisa nuestros modelos.

http://www.mueblesdechile.cl/comedores.html

Susana Torey y Francisca Solar
http://www.mueblesdechile.cl

About Susana Torey Holota

Diseño, Calidad y Tradición son las características de nuestros muebles. Diseñados siguiendo las mejores tradiciones del estilo colonial chileno, con toques de modernidad. Construidos en madera de Roble de Demolición de primera calidad y totalmente secas. Nuestros artesanos fabrican a mano cada uno de los muebles que diseñamos, o el diseño que Ud. nos solicite, con la calidad que sólo la tradición ha logrado conservar. Así cada uno de nuestros muebles es exclusivo y garantizamos la durabilidad de ellos por generaciones.
This entry was posted in Artículos. Bookmark the permalink.

Agregar un comentario